Usted está aquí

Enfoque

El enfoque único de la Fundación Paz Global para la construcción de paz incluye tres aspectos esenciales: Liderazgo Interconfesional, capacitación de familias y jóvenes, y la construcción de la cultura de servicio.

 Liderazgo Interconfesional

La mayoría de las personas entienden y descubren el significado en la vida a través de diferentes caminos espirituales. Aunque pueden haber grandes diferencias en las doctrinas religiosas y liturgias, como uno vive el día a día es una medida de como esas creencias han tomado raíz en el carácter de uno. 

 

Los valores humanos básicos–el respeto y la compasión por todas las personas, honrar la familia, vivir con integridad–son vitalmente importantes para las personas de todas las tradiciones de fe y orígenes. Por lo tanto, es esencial que los líderes de fe permanezcan juntos y afirmen públicamente los principios y valores que las tradiciones de fe defienden individualmente. 

Abordar los problemas más críticos que enfrenta la humanidad, incluyendo el conflicto y la pobreza extrema requiere un cambio fundamental de corazón y espíritu. El liderazgo de fe, el cual apela a los ideales y aspiraciones más altos de los seres humanos se necesitan para ayudar a llevar a cabo tal cambio. 

 

Debido a que las tradiciones de fe abordan las cuestiones más importantes de la vida–quiénes somos y cómo deberíamos vivir–las identidades religiosas son a menudo mas fundamentales que la nacionalidad o etnia. 

 

Reconociendo que muchos conflictos son atribuidos a causas religiosas, la gente de fe debe demostrar con ejemplo que ellos trascienden las diferencias basadas en nuestro patrimonio común y valores comunes como Una Familia Bajo Dios. 

 Capacitación de Familias y Jóvenes

La familia es "la escuela del amor y la virtud" en la cual el carácter y el corazón de cada individuo es formado al nivel más profundo. La institución ideal para la enseñanza y el aprendizaje de valores es una familia saludable encabezada por un padre y un madre.

La familia tiene el propósito de ser el ambiente más íntimo en el cual cada niño se da cuenta de su valor intrínseco a través del amor incondicional de los padres. 

 

Las relaciones vitales en la familia extendida ayudan a formar el sentido de la identidad en general a través de impartir la esencia de la cultura y la tradición. 

Las relaciones dentro de la familia, entre el esposo y la esposa, los padres y los hijos, y entre los hermanos y hermanas, son instrumentos para desarrollar las virtudes que yacen en todas las relaciones sociales posibles.  La gente aprende a relacionarse con toda la humanidad en la familia extendida. 

 

Los futuros ciudadanos con valores éticos claros y un sentido activo de responsabilidad social son cosechados dentro de las familias fuertes y las comunidades vibrantes. Desde la familia más cercana hasta el modelo de la familia extendida, y llevándolo sucesivamente hasta la familia humana entera, la "familia" es el corazón de Una Familia Bajo Dios. 

 Contrucción de una Cultura de Servicio

Los valores formados en la familia tienen el propósito de ser practicados a través de un estilo de vida de servicio al bien mayor. Una cultura formada por ciudadanos que viven de esta manera es naturalmente ética, inclusiva, próspera, y verdaderamente libre.  

El servicio provee enormes oportunidades para el aprendizaje experimental, el cual puede cultivar el liderazgo y el buen carácter. A través del servicio internacional e intercultural nos comprometemos de maneras significativas con los demás a formar lazos profundos de corazón que trascienden todas las diferencias. Aprendemos de maneras profundas, personales y, a menudo, transformadoras de vida, que somos, de hecho, una familia bajo Dios. 

 

Los aportes obtenidos de que somos una familia nos hace concientes de que el mundo es nuestro hogar en común. Por lo tanto, somos responsables de respetar, proteger, y vivir en armonía con el ambiente natural. 

 

Servir al bien mayor adopta un ambiente social en el cual nuestra creatividad innata puede florecer, permitiéndonos crear valor, resolver los problemas, y construir un mundo en donde todas las personas puedan tener una vida significativa y satisfactoria.